Iglesia Bautista La Roca - NUESTRA VISION - Orlando, FL
 Iglesia Bautista La Roca -  Muriendo Para Llevar Fruto
 
 
NUESTRO PROPÓSITO
 
 
La Iglesia Bautista La Roca existe para glorificar a Dios cumpliendo  la Gran Comisión dada por Cristo mediante el poder del Espíritu Santo
 
 
NUESTRA MISIÓN
 
La misión de la Iglesia Bautista La Roca es buscar a las almas perdidas de Orlando, transformarlas en discípulos de Jesucristo y capacitarlas para que se reproduzcan  
 
 
NUESTROS VALORES
 
 1.   La enseñanza de la Palabra de Dios.
 2.   La visión hacia afuera para buscar a los perdidos.
 3.   La formación de discípulos maduros  y reproductivos mediante un
       discipulado integral.
 4.   El amor expresado con palabras y hechos a creyentes e inconversos.
 5.   Las disciplinas espirituales.
 6.   La santidad en nuestra vida personal.
 7.   La alabanza ordenada y con alegría en la iglesia.
 8.   La excelencia en nuestro servicio a Dios.
 9.   El respeto a la autoridad pastoral.
10.  Los líderes-siervos. 
 
 
NUESTRA VISIÓN
 
Vemos a una  iglesia de 10,000 miembros ubicada estratégicamente  en la ciudad de Orlando. Vemos a cada miembro en su célula ganando almas, edificándose y cuidándose mutuamente durante la semana.
 
 
Vemos a misioneros siendo llamados por el Espíritu Santo y encomendados para plantar otras iglesias en nuestra ciudad, en nuestro estado, en nuestro país y hasta los confines de la tierra. 
 
Vemos a nuestras familias  edificadas hasta  tener  un carácter maduro como el de Cristo. Vemos a los esposos  llenos del Espíritu, siendo los sacerdotes de su hogar y a sus esposas como mujeres virtuosas. Vemos a sus hijos obedientes a sus padres, siendo ejemplos en palabra y conducta en sus casas, en la iglesia y en la sociedad.
 
Vemos a una iglesia sirviendo fielmente con sus dones en el ministerio al cual Dios los ha llamado. Vemos a una iglesia organizada, disciplinada que pone los negocios del reino en el primer lugar de sus prioridades.
 
Vemos a una iglesia donde se vive el amor de Cristo en tal forma que cualquier alma herida, deprimida, frustrada o confundida, puede encontrar en nosotros amor, aceptación, ayuda, perdón, guía y animo. Vemos a nuestra iglesia llevando ese amor de Cristo a nuestra comunidad en palabra y con hechos.
 
 Vemos un culto dominical donde el propósito supremo es exaltar Jesucristo. Vemos una predicación fiel a las Escrituras que impacta la vida tanto de creyentes como de inconversos. Vemos a un pueblo exaltando a Dios por su grandeza, por las bendiciones recibidas y por las almas ganadas durante semana. Vemos a la iglesia adorando con orden y reverencia pero con alegría y sencillez de corazón. Vemos a un pueblo adorando con tal devoción que la presencia del Señor se puede sentir en su templo.